El gobierno toca, pero con diferentes acordes.

Parece indicar que en el gobierno cada quien está interpretando el acorde que considera, y eso se refleja en las declaraciones del embajador en la Santa Cede, Víctor Grimaldi quien denuncia trama para desestabilizar a República Dominicana.

Las notas no están sonando bien, porque al parecer las partituras son diferente en cada intérprete y la denuncia hecha por Grimaldi ha sido desmentida tanto por el director del Departamento Nacional de Investigación (DNI), Sigfrido Pared Pérez y el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul.

 Los tonos que tocan en el gobierno son tan diferentes, pues ¨los papeles de Faride¨ los hizo desafinar en su armonía, cuando en una carta apresurada quisieron adelantarse ante la denuncia de la diputada Faride Raful por el Partido Revolucionario Dominicano (PRM).

 El director de la orquesta está preso en Brasil y los músicos están desorientados, tocan algunos el Do, otros el Re y los demás tocan el Mi.

 El gobierno del presidente Danilo Medina debe afinar su orquesta, pues el público ya no lo quiere escuchar, sus melodías ya no son del agrado a (del) pueblo dominicano.

 El ritmo que tocan ya no es armonioso a los oídos del pueblo dominicano, el cual les ha dado tantas oportunidades de que se presenten ante el público que clama una buena sinfonía.

Comentarios