Solidaridad y rostro humano

Por Marino Lora 
Solidaridad, un concepto de significado e importancia que sugiere respaldo, protección, que persigue una causa justa, por lo cual cambia el mundo y lo hace mejor; más habitable y más digno. En los últimos días la parte nordeste de nuestro país ha sido impactada por grandes inundaciones y deslizamientos. 

Provincias como Puerto Plata, Espaillat, Santiago, Maria Trinidad Sánchez, Sánchez Ramírez, Samaná, Duarte, La Vega, Montecristi y otras localidades se encuentran profundamente afectadas. Inmisericordes desbordamientos de ríos, arroyos y cañadas han arrasado plantaciones e infraestructuras viales.

 El turismo, la producción nacional agropecuaria, especialmente los programas de producción agrícola de ciclo corto, hoy se desmoronan ante los rostros atónitos de los pobladores de las zonas afectadas y de toda la comunidad global. 

Este fenómeno atmosférico conocido como El Niño, continúa provocando desastres materiales y ya se registran algunas pérdidas humanas. 

Recordemos que en los últimos cuatro años se ha producido una intensa sequía. En el 2015 sufrimos una sequía extrema que debilitó la capa del suelo y subsuelo, por lo que este fenómeno atmosférico causa más estragos producto de esta vulnerabilidad. 

De acuerdo a cifras ofrecidas por el ministro de Obras Públicas Lic. Gonzalo Castillo, las pérdidas se estiman en más de 5mil millones de pesos; 50 puentes han caído y cientos de kilómetros de carreteras y caminos vecinales se han destruido por los deslizamientos de tierra. El presidente Danilo Medina, el MOPC, autoridades provinciales y organismos de socorro han intervenido la zona y realizan esfuerzos conjuntos para evitar pérdidas humanas. 

 El gobierno ha dado la cara en auxilio de los damnificados de esta tragedia económica y social de escala mayor para la República Dominicana.

 La historia Republicana reseña que finalizado el primer gobierno constitucional escogido el 14 de noviembre del 1844 e instaurado por la Junta Central Gubernativa con sede en Santo Domingo, como consecuencia de la conocida revolución tabacalera, la ciudad de Santiago fue elegida constitucionalmente como capital de la República Dominicana. 

De ahí que algunos gobiernos provisionales durante el período 1863-1865, operaron desde la ciudad de Santiago de los Caballeros. En la actualidad, Santiago es uno de los centros económicos y financieros, con un significativo aporte al producto interno bruto; centro cultural y político de la República Dominicana. 

 Los pobladores del valle del Cibao recibirían con beneplácito que el presidente Danilo Medina Sánchez, ordene por decreto el traslado del gobierno central por espacio de 10 días a la ciudad de Santiago de los Caballeros. 

Que el presidente y los ministros de Obras Públicas, Turismo, Educación, INDRHI, INAPA, INVI, Plan Social de La Presidencia, Comedores Económicos, Ejército Nacional y Organismo de Socorro, se instalen en Santiago para que la población sienta en su corazón la solidaridad y rostro humano de su presidente y sus funcionarios, brindándole a nuestra gente del Cibao y zona norte la esperanza de vida que todos quieren sentir. Adelante presidente Danilo, evalúe nuestra propuesta y MANOS A LA OBRA. El autor es político y exalcalde de Haina.

Comentarios