Catedrático identifica fuentes para aumento salarial en la UASD

Santo Domingo.- El profesor Ramón Rosario Cocco planteó una viable, efectiva, sencilla y satisfactoria fórmula para resolver la actual crisis que mantiene en huelga a los profesores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

 La ruta cronológica de soluciones, planteada por Cocco, consiste con el inicio inmediato de la docencia, y un aumento salarial del 10% efectivo desde el primero de enero de 2016, proveniente de una proporción provisional de los recursos Internos producidos por la academia por concepto de Inscripción, reinscripción, maestrías, monográficos y otros servicios cotidianos. 

 Asimismo, solicitar a los ministerios de Educación (MINERD) y de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT), contratos por 45 millones de pesos mensuales para que la UASD imparta maestrías, especialidades, diplomados y otros cursos a profesionales, estudiantes y docentes de las escuelas públicas, que son becados por dichas Instituciones para cursar estos estudios de postgrados y educación continuada en el extranjero y en el país. 

 Dijo que está iniciativa permite el aumento de otro 15% entre febrero a marzo del} 2016, y no afecta los presupuestos del MINERD y MESCyT), ya que ambas instituciones invierten miles de millones de pesos en becas otorgadas a la población,} para cursar maestrías y otros cursos nacionales e internacionales como parte de sus programas, gastos e inversiones normales más importantes cada año. 

 En cuanto al MESCyT, manifestó que también la UASD puede ser contratada y disponer de los profesores para impartir los cursos de Inglés por Inmersión para bachilleres, incluso, extender estos cursos en favor de los estudiantes de Básica y Media, dando así más apoyo a la juventud, al tiempo de proporcionar miles de empleos a educadores graduados y de término.

 Cocco aclaró que no estamos pidiendo, sino ofreciendo un servicio cualificado a los becados de ambos ministerios, que solo pagarán a la UASD parte de los millonarios recursos, con que contratan a las entidades nacionales y extranjeras que imparten la docencia a estos alumnos. 

 Destacó que la UASD forma cerca de 30 mil estudiantes de Magisterio, quienes son más del 90% de los maestros que demanda la educación pública nacional, por lo cual, el MINERD tiene el deber de subvencionar a la UASD con una partida especial considerable, pues esta carga sola con gran cantidad de los estudiantes de Pedagogía que urgentemente necesita el país. 

 Manifestó que es obvio, justo y necesario que el Ministerio de Educación debe aportar su cuota para que la UASD siga formando los maestros de las escuelas públicas, cada vez en mayor cantidad y calidad, por las precariedades económicas de la UASD y el elevado presupuesto que anualmente maneja esa cartera educativa. 

 Sostuvo que el Gobierno puede disponer de los 60 millones mensuales que entregaba a la UASD en 2015, de los fondos asignados a la Presidencia de la República, lo cual es totalmente posible.

 Propuso además que los líderes de los partidos políticos realicen acuerdos, discutidos con sus diputados y senadores para que se comprometan a un aumento presupuestal en favor de la UASD, en el Presupuesto Complementario de Julio-Agosto 2016, con lo cual se incrementa en otro 10% el salario de los profesores y empleados uasdianos, y se cubren otras necesidades de la institución. Indicó que este es un pacto interinstitucional de la UASD, el Gobierno, partidos políticos y los legisladores del país para socorrer y proteger a la universidad más antigua de América. 

 Sugirió un aumento significativo de la asignación a la UASD, en el Presupuesto General de la Nación de 2017, que incluya el incremento del 15% del salario para profesores y empleados, activos, pensionados y jubilados para completar el ciclo acumulativo, paulatino y progresivo del 50% que estamos planteando y justificando con identificación de fuentes de recursos de sustentación, de forma escalonada, para beneficio de la UASD, profesores, empleados, estudiantes, el pueblo y la nación en general, con lo cual, luego de pactado y aplicado gradualmente en el calendario acordado, volvemos a clases de inmediato, superando una crisis que puede ser muy dañina para la UASD y el país por demandas tan justas como necesarias, urgentes e inaplazables.

Comentarios